Diletante y en rebeldía

Diletante y en rebeldía
Algunas cosas no las sabe,otras las ignora, y la mayor parte ni siquiera las sospecha

domingo, 30 de diciembre de 2012

Fin de año

Cada fin de año se intenta hacer una recapitulación de lo sucedido. No creo que lo haga.
Lo cierto es que ha sido un año interesante con sus altos y bajos. En medio de una crisis que los países centrales se empeñan en agravar, Argentina rema contra la corriente.
No está sola, varios países muestran infructuosamente al mundo que otro camino es posible, tal como lo hizo Islandia. Somos susurros en la tempestad...
Un  nuevo año nos espera y como año electoral que se precie estará lleno de conflicto.
Si este fin de año pareció conflictivo, el que viene será aún peor. Hay que prepararse.
Sin embargo una de las enseñanzas del 2009 es que redoblar la apuesta ante las crisis es la mejor opción.
Con una oposición fragmentada que sigue sin hallar el rumbo y persiste en ser la comparsa de un grupo mediático el centro de la escena seguirá ocupado por el kirchnerismo. No hay que desperdiciar el protagonismo...
Hay varias deudas pendientes: reforma del sistema impositivo, transporte, lucha contra el empleo en negro, más integración de partes nacionales en la industria local, combatir la inflación yendo a la raíz del problema: la concentración económica y la especulación de los formadores de precios,una nueva ley de entidades financieras, el aborto legal y gratuito, etc.
Suena difícil que se tenga una actividad legislativa importante en un año electoral pero las elecciones no deben tapar el bosque. El kirchnerismo seguirá gobernando sea cual sea el resultado y su capital político está en que gobierna y gobierna bien.
No hay que descuidarse con  que la oposición es un mamarracho. Eso no sirvió en el 2009, y no servirá ahora. Las elecciones legislativas no son iguales a las presidenciales donde la gente se juega al todo por el todo.
En medio de una crisis no se pueden esperar milagros, pero la apuesta debe seguir siendo que no la paguen los que menos tienen. Porque eso forma parte del espíritu del peronismo y el kirchnerismo es peronista ante todo.
Más allá de agoreros que nunca faltan, nuestro país seguirá por la senda que inició en el 2003. No es un detalle menor.
Ah, y feliz año nuevo para todos.

martes, 20 de noviembre de 2012

Soberanía nacional en su día

En una época en que los fondos buitre esperan avasallar la soberanía argentina resulta interesante recordar la Vuelta de Obligado (y los combates subsiguientes). El imperialismo cambia sus ropas pero no su alma.
 Porque los fondos buitre son la expresión más acabada del imperialismo financiero, ya desnudo de patrias viviendo de destruir estados y soberanías.
En aquella ocasión no faltaron argentinos que aplaudieron el atropello y que se burlaron de las resistencia del "tirano". Como hoy tenemos argentinos no sólo justificando a los fondos buitre sino laburando para ellos como sus abogados. Como en la época de Rosas la Argentina está en una posición vulnerable. No somos un país poderoso. Ha cambiado, eso sí, el grado de unidad sudamericana y a ella hay que aferrarse.
Pero también hace falta astucia.Porque el chico jamás le gana al grande por mera fuerza. Que el combate de la Vuelta de Obligado terminara militarmente en derrota lo demuestra.Se ganó con diplomacia y mostrando a los ingleses y franceses que su victoria les saldría demasiado cara.
 Hoy la batalla se libra en tribunales internacionales,situación hija del entreguismo de la década del 90 que costará décadas romper. Un terreno más lleno de triquiñuelas y enredos que el militar pero ciertamente desfavorable para la Argentina. Los jueces son muy sensibles a los poderosos. Por eso resulta trascendental el apoyo de otros acreedores poderosos y de la Reserva Federal de Nueva York. Es necesario hacerles sentir que la victoria de los fondos buitre perjudica a otros poderosos para que nos oigan (tal como la queja de los comerciantes británicos de otrora acerca de los perjuicios del bloqueo). No suena glorioso pero la lucha contra estos grupos financieros es desigual. No somos el favorito.
 La postura argentina hasta ahora ha sido digna e inteligente: se gana tiempo, se busca aliados, se toma previsiones tendientes a conseguir fondos (la regulación del mercado financiero actualmente en el Congreso). Nuestra presidenta ha sido clara: se pagará a los acreedores en tiempo y forma, pero no se cederá ante los fondos buitre.
 No debería ser una cuestión de partidos sino de soberanía nacional. La patética colecta pro recuperación de la Fragata Libertad fue un paso en sentido contrario a la necesaria unión frente a tamaños enemigos.La fragata es importante pero la dignidad de nuestro país y sus derechos lo son más.
 Lamentablemente siempre habrá argentinos que o no leen bien el momento histórico o prefieren defender su parcelita personal o directamente eligen el bando del más fuerte (que no es, por cierto, el gobierno argentino, lanatianos).
Contra unos y otros hay que seguir luchando. Conviene además que no lo hagamos solos: la Unasur debería jugar aquí un rol activo. Que quede claro que si se meten con un país lo hacen con toda América del Sur.Los aliados que se puedan conseguir al norte son necesarios, pero los del sur son imprescindibles.
Tal vez lo de la Fragata sea una lección al respecto: si nuestras relaciones con el continente africano fueran más estrechas no hubiéramos tenido tanto entusiasmo de parte de Ghana en tomar partido por el fondo buitre. Hay que aprender de los errores.
Con astucia y paciencia podemos salir adelante. Somos el "mal ejemplo" que muchos necesitan seguir.Y seguiremos siendolo. Eso es "portarse mal" de verdad.
 Por cierto, se ha convocado a Argentina a mediar en el conflicto (más bien masacre de palestinos) israelí- palestino. Debe ser por nuestro "aislamiento internacional" ;-)

jueves, 8 de noviembre de 2012

Sobre el 8 N

Decía Catalina, la grande, emperatriz de todas las Rusias, que los filósofos escribían sobre papel, que resiste todo, mientras que ella escribía sobre piel humana, que era mucho más sensible.
Pero hay pieles más sensibles que otras y esas son las que no acostumbran a ser rozadas siquiera, como lo demuestra el fogoneo mediático, más que la movilización en sí del 8 N.
El multimedios  que siempre se creyó intocable juega a que el pueblo está allí y no en el 54% que confirmó a Cristina Fernández en la presidencia.Los malos perdedores (aunque les queden muchos cartuchos) no suelen aceptar las reglas del juego democrático...
¿Qué piden los caceroleros? Lo que hay,lo que pide cualquiera (pero rechazando los medios para lograrlo) y lo que no se les puede dar.
Libertad, que tienen de sobra ( por eso pueden manifestarse a piacere) siempre que no se la confunda con comprar dólares para fugarlos o ponerlos bajo el colchón en un país que no emite dólares sino pesos.
Democracia, que hay, y  que se manifestó en las urnas con un 54% de apoyo al actual proyecto.
Contra la corrupción, que están todos. Incluso hay quienes estamos en contra de los empresarios corruptos que eluden las leyes en su beneficio  gracias a su fortuna e "influencias".
Por más seguridad, lo que, en boca de ellos, significa mano dura y policía autogobernada, en vez de más inclusión social y menos gatillo alegre, y terminar con la connivencia de policías con delincuentes.
Contra la inflación, pero pidiendo soluciones mágicas y no control sobre las cadenas de producción y distribución, más oferta por parte de las Pymes, menos concentración en pocas manos de la comercialización de los productos, un estado más activo... No pueden pedirlo porque repudian la acción del estado.
No se les puede dar el terminar con todo lo bueno hecho por este gobierno: su grita contra la inclusión por medio del empleo, la AUH, la reconstrucción del estado, el rol activo a nivel internacional y de fomento de la integración regional, no pueden ser oídos. No representan a la mayoría que es la que gobierna. Si quieren neoliberalismo puro deben ganar en las urnas. Como lo hizo Macri, todo hay que decirlo.
Pero no tienen representación política ni la quieren...a pesar de algunos colados entusiastas.
Lo de la re-reelección no existe así que se oponen de balde.
No se trata de no tener críticas contra el kirchnerismo: hay cosas que hacen mal y cosas que faltan. Si fuera por pedir pediría: Reforma constitucional inspirada en la del 49 que incluya claramente los derechos sociales, re-nacionalización de los recursos del subsuelo argentino, y separación de la Iglesia y el estado; la renuncia al CIADI, más intervención del estado en las cadenas de formadores de precios, fomento de las Pymes para el agregado de valor a la producción minera y agraria,reforma impositiva progresiva, sistemas de salud y educación nacionales en vez de los múltiples provinciales,nueva ley de educación universitaria, aborto legal seguro y gratuito, entre otras cosas. Pero sé que la política no es soplar y hacer botellas y que cada paso cuesta luchas y ganarse enemigos. Ellos no parecen saberse esa lección ya que esperan torcer brazos con sólo golpear budineras.
Nada de eso piden los caceroleros: son privilegiados temerosos de perder su status, no gente que lucha por más derechos. Eso explica su ira. Tienen derecho a estar enojados y a decirlo. No significa que hay darles lo que piden.
No es que tengan unidad real de consignas, la vaguedad de las mismas muestra un esfuerzo por parecer unidos. Pero lo que realmente los une es la creencia de ser ellos la Argentina, la patria toda, excluyendo de ella y de los derechos a la mayoría.
Es hora de que busquen expresarse en las urnas y que vean así su real fuerza. Lo otro es autoengaño.
Los apoyaron quienes no saben representarlos: tal vez sea hora de que les reclamen a ellos esa representación, porque este gobierno no puede representarlos ni va a irse antes del 2015. Ya deberían saberlo.


sábado, 27 de octubre de 2012

Reflexiones

La vida no nos regala la certeza. En verdad, nos obsequia con una única certeza: la de la muerte.
Han pasado dos años desde la muerte de Néstor y para recordar ese día tengo un audio del sábado siguiente hecho por Aliverti. Está bueno.

La muerte de Néstor fue una divisoria de aguas. Como en la derrota de la 125 y en la del 28 J, el kirchnerismo mostró que se agranda en las malas.
Pero no fue sólo eso. Como dijo Dolina hizo visible una multitud que estaba hasta entonces ocultada por los grandes medios. E hizo más visible a Cristina incluso a los ojos de algunos que la verdugueaban con lo del “matrimonio comandante” dando a entender que ella sólo podía ser la segunda de su marido (Aliverti incluido).
Ella mostró entereza y liderazgo hasta el punto en que hoy resulta ser la única garantía no ya de mantener un rumbo progresista (que lo es) , sino de gobernabilidad.
Las verdaderas “viudas de Néstor” resultaron ser los opositores que esperaban que la muerte de Néstor clausurara el ciclo para poder hacer como que el kirchnerismo fue un mal sueño. Y que ahora aprovechan el hueco que dejó Néstor para sugerir el 2015 como nueva fecha de vencimiento aún sabiendo que no están en condiciones reales de gobernar ni un club de barrio.
Y es que la muerte de Néstor además de privarnos de su persona, privó al kirchnerismo de un sucesor natural. No queda otra que pensar en el futuro, que también nos persigue mientras estamos vivos. Casi tanto como el pasado. No queda otra que construir un sucesor bajo el liderazgo de Cristina. Del éxito de esa construcción depende la supervivencia del proyecto.
No es una declaración pesimista. Jugar al límite era el estilo de Néstor, y con matices sigue siendo el de Cristina. Con sus avances y retrocesos, con las concesiones típicas del juego político está en la naturaleza del kirchnerismo redoblar la apuesta. Su aparente fragilidad es en realidad su fuerza.
Y eso no hubiese sido posible sin las bases que tejió (sí , creo que ese es el verbo) Néstor durante su gobierno y mientras estuvo vivo.
Por eso lo recordamos (sospecho que somos muchos) hoy como tantos otros días (no soy buena para los panegíricos). No recordamos a un santo- y sería un error convertirlo en tal- recordamos a un hombre. A un político. A uno que hizo que la política ya no fuera mala palabra. Al menos para nosotros.
No era un revolucionario. Quería un capitalismo serio, con justicia social. En nuestro país eso solo ya significó un tembladeral para el statu quo que aún no le perdona su osadía. Empresarios de mente chica que viven del estado, se la llevan en pala, y lloran porque Argentina no paga salarios chinos levantaron la voz. Su mentalidad dependiente no les permite ver más allá: hasta el capitalismo de los países desarrollados les parece una amenaza a sus intereses...
Los muertos no pagan, dijo. Y tal vez se equivocó, porque hoy vemos a países europeos que, como zombies, siguen exprimiendo a sus pueblos para recaudar con el fin de llenar un pozo sin fondo (aunque el Fondo y el BCE si están prendidos en eso). Pero lo cierto es que no eligió ese camino para nuestro país, y gracias a eso tenemos un país que ha crecido y reducido la desigualdad. Falta mucho, es cierto, pero estamos en el camino correcto.
Hoy es un día para recordar, no sólo para nosotros sino para América del Sur. Porque él (como dice ella) supo ver que eramos- somos- parte de una patria grande y que sólo actuando en conjunto somos fuertes. No fue casualidad que su muerte hiciera llorar como chiquillos a tantos presidentes...
Hay un largo camino para construir una verdadera unidad sudamericana y latinoamericana. Una unidad de pueblos, no de factorías. Pero todo camino comienza con la consciencia de que vale la pena recorrerlo. Y eso se había perdido.
Los grandes medios fingirán una vez más que no paso nada. Si hay una multitud por aquí o por allá y no lleva cacerolas...que no se note :-)
Seguimos caminando, y sabemos adonde queremos ir: a una Argentina más justa, más solidaria,donde las corporaciones no gobiernen ( ya lo hicieron bastante con sus testaferros, y sus representantes directos son peores), hermanada con América del Sur y Latinoamérica. Eso no es poco. Es una utopía. Y como tal, sirve para caminar...

domingo, 21 de octubre de 2012

Madre

El ser flotaba inmóvil en la oscuridad. Llevaba eones preparándose para ese momento aunque el concepto de tiempo en ese mundo era algo muy difuso, casi inexistente...
Lo sentía. En su pequeñez sentía como el ser que crecía en sus entrañas pugnaba por salir.
Una tensión en su interior le decía que su hijo nacería pronto.
Un dolor cada vez más agudo la hacía estremecer. Lo había sentido desde el primer momento pero ahora era casi insoportable.
Su mente, sin embargo, soñaba con su futuro hijo. Sería inmenso, grandioso. Mucho más grande que ella.
Todos sus recuerdos se remitían a él. Era la razón de ser de su existencia. Crecía invadiendo cada rincón de su cuerpo, dificultando cada vez más su supervivencia.
Nunca lo vería nacer. Mucho menos lo vería crecer. Eso le producía un dejo de melancolía.
¿Cómo sería realmente? Sería grande, eso ya lo sabía, pero ignoraba cual sería su destino.
No tenía miedo- se dijo- Era un honor ser su madre...
¡Que gran mentira! Temblaba de miedo y emoción a partes iguales. ¿Sentiría él lo mismo?
No parecía. Sólo pujaba por salir sin mostrar la más mínima señal de conciencia o sentimientos.
Una oleada de dolor la distrajo de sus pensamientos. Faltaba poco. Su final se acercaba.
No... no podía ser insensible. Sin duda era muy pequeño: ya crecería y aprendería.
Ese pensamiento la asustó ¿Quién lo guiaría si ella no estaba?
Pero no había nadie a quién dañar. Eso la tranquilizó. Luego pensó que estaría solo y se puso triste.
No era como ella ¿o sí? Quizá le esperaba el mismo destino. No estaba en manos de ella elegir.
Ella había sido feliz- se dijo- Y más al saber de la existencia de él (¿o ella? Los pronombres significaban muy poco). Y ahora había llegado al fin de sus días. Junto con el comienzo para su hijo (¿O hija?). Miedo y satisfacción eran sus sensaciones más destacadas.
Se preguntó si debía darle nombre aunque nunca pudiese comunicárselo. Era su pequeña joya después de todo.
Ese fue su último pensamiento. Una gigantesca explosión la borró y el nuevo ser comenzó a crecer vertiginosamente... Un nuevo universo había nacido.




jueves, 18 de octubre de 2012

Un paso adelante

Cada país en América Latina avanza a su ritmo y la ley que despenaliza el aborto en Uruguay así lo demuestra.
"La intervención estará a cargo del Estado y será admitida siempre que se solicite dentro de las doce semanas de gestación. Previamente, un equipo interdisciplinario deberá asesorar a la mujer sobre las posibilidades para no abortar".
Ojalá este antecedente ayude a sacar del cajón el proyecto sobre aborto legal, seguro y gratuito que dormita en el Congreso nacional.
Las resoluciones de la Corte Suprema sobre aborto no punible son una incitación a los demás poderes de tomar cartas en el asunto y dejar de permitir que el tema esté librado a la libre interpretación de los jueces.
Pero el proyecto va más allá: lo consagra como un derecho.
Ir por más también es esto: sacar a las mujeres pobres que abortan en condiciones insalubres de manos de carniceros, y a las mujeres que pueden pagar algo mejor de la ilegalidad.
No es una cuestión religiosa sino de sanidad. Por eso resulta vergonzosa la actitud de médicos que, aún ante los abortos que son legales, reaccionan judicializando la cuestión multiplicando así el sufrimiento de la mujer cuando no ponen directamente su vida en peligro, como vergonzosa es la actitud de los jueces que rechazan la realización de intervenciones que están previstas en el código penal...
El aborto existe en la Argentina, y en cierto casos es legal. Es hora de sacarse las caretas y legislar al respecto. Porque la vida de muchas mujeres está en juego.
Después cada uno decidirá según su creencia, pero lo injusto es imponer esas creencias al prójimo.
Podrán ser objetores de conciencia si así lo desean, siempre y cuando le garanticen  a la paciente que otro médico hará la intervención.
La ley misma es un paso más: no garantiza que no se siga judicializando, ya que sin duda sacarían cautelares en su contra, pero dada la postura de la Corte Suprema es cuestión de tiempo (justo lo que no se suele tener en esos casos) para que la ley rija una vez aprobada. Por eso la pelota está en el Congreso. Es hora de que decidan y que lo hagan con criterio sanitario sin temor a las presiones del obispo o pastor o rabino de turno. Ya lo hicieron con el matrimonio igualitario y lo están haciendo con el código civil.
Para que miles de mujeres no sigan muriendo por abortos mal realizados o quedando estériles.
Como ya se ha hecho antes, es hora de enfrentar a la Curia y dar un paso al frente. Por más derechos.

miércoles, 17 de octubre de 2012

El pueblo con Perón

El 17 de octubre comentado por José María Rosa*:







                                      
 *Historia Argentina. Tomo 13:La soberanía(1943-1946). Págs  188-190.


Esa división viene de antaño y aún persiste. Ante cada movimiento popular, siempre ha habido quienes ven de que lado está el pueblo , y quienes prefieren ver choripanes o planes sociales detrás de la lealtad y el entusiasmo de los más humildes.
Un día como hoy conviene recordar eso, sobre todo cuando a los movimientos populares se los acusa de demagogos o de fascistas, ignorando por completo su contenido.
No muy diferente de la posición que tomaron los medios en ese tiempo son las posturas que asumen frente a líderes como Correa, Evo, Lula,Néstor, Cristina, Chávez, etc, medios de izquierda  o de derecha. 

*Historia Argentina. Tomo 13:La soberanía(1943-1946). Págs  203,204.

De la derecha es comprensible. Para ellos el pueblo siempre fue el enemigo. Más triste es la postura de los que dicen representar a los obreros mientras ningunean su opinión...
Curiosa es la proyección de quienes siempre ejercieron y ejercen la violencia contra las mayorías cada vez que pueden, el suponerlas llenas de odio o rencor. Pero el odio es más propio de quién teme perder privilegios que de quién gana derechos.
La incomprensión de que ese día surgió algo vivo y poderoso, amén de transformador sigue hasta nuestros días. Y como en todos los movimientos populares no le impide seguir haciendo patria más allá de algunos advenedizos que deberían servir de advertencia...
El peronismo (y actualmente el kirchnerismo) es a la vez algo único y una muestra más de que América Latina es tierra de grandes movimientos sociales que no se resignan ni ante a la injusticia ni ante el colonialismo.
No es casualidad que Perón planteara que el siglo XXI nos hallaría Unidos o Dominados.
Con un par de años de atraso América del Sur lucha por la primera opción. Aunque en el país sin nombre pretendan lo contrario.

martes, 16 de octubre de 2012

Un año

Ha pasado un año desde la primera vez que escribí en este blogcito
Es un blog de opinión, que cumple con la idea que le dio origen: escribir un poco de política, algunos cuentos, quejas ocasionales y algo de Linux. Nada extraordinario.
Desde que comencé tengo 37 seguidores a los que agradezco sinceramente su interés, como agradezco a todos los lectores incluso ocasionales que he tenido. Es lindo saber que hay gente que se interesa por lo que uno escribe. Es cierto que se escribe para uno mismo (no podría escribir a la carta, o sea a pedido), pero más cierto es que lo escrito cobra sentido cuando es leído.
Agradezco a Eva Row por haberme incluido en Luna suburbana ( han venido unos cuantos visitantes de allí).
También quiero comunicar muy contenta, (y agradeciendo a todos los que me recomendaron) que fui aceptada en bloggers en acción y que ya figuro en listado.
Ha resultado satisfactorio escribir aquí y por supuesto planeo seguir haciéndolo con el mismo ritmo irregular que me imponen los estudios y mi falta de ideas.
Así que pasen,y sírvanse un poco de torta y café :-)

lunes, 8 de octubre de 2012

Una victoria del Sur en el Norte

Hugo Chávez ganó con más del 54% y, como él mismo dijo, esta victoria lo es de Latinoamérica también.
Frente al fogoneo mediático que se ilusionaba con una posible derrota suya alegando supuestos empates técnicos (clima en el que cayeron opositores argentinos, que habían ido a ver una derrota que no fue, demostrando su nivel de desubicación personal y político), y teniendo a cuestas el desgaste propio de años de gobierno, Hugo Chávez mostró en las urnas , y con una altísimo participación popular, que su proyecto sigue siendo un proyecto de mayorías.
Su triunfo es la confirmación de un rumbo que lleva 13 años y que ha significado para Venezuela la posibilidad de un país más soberano, más justo y más igualitario.
 Ningún gobierno es perfecto y el de la república bolivariana arrastra deudas pendientes siendo la dependencia del petróleo, el ser importadores netos de alimentos y el alto grado de violencia urbano algunas de ellas. La falta de un sucesor para Chávez es un debilidad extra porque se depende demasiado de su salud y de su entrega personal.
 Pero su proyecto es el proyecto que disminuyó la pobreza y la desigualdad,promovió la organización popular,recuperó recursos estratégicos,terminó con el analfabetismo en Venezuela,impulsó la integración de Venezuela a Latinamérica y una larga lista de logros que hubieran significado el bronce para cualquier gobernante europeo pero que han llevado a que Chávez sea demonizado permanentemente...
El festejo (y las caras largas) trascienden Venezuela: Chávez es uno de los impulsores más lúcidos de la unidad latinoaméricana. Y no cualquier unidad (sirva la Unión Europea de advertencia) sino nada menos que la patria grande con la que soñaron Artigas, San Martín, Bolívar, Perón... Una unidad con justicia social e igualdad. Una unidad de pueblos y no sólo de mercados.
Por eso no es extraño que festejaran su triunfo en la región mientras  EEUU  pedía "respeto"  para los votantes de Capriles- a los que nadie atacó-ninguneando a la mayoría chavista.
No hay forma de que no renieguen de la victoria del que, junto con Néstor, les mando el Alca al carajo y que siempre cuestionó el rol de matones del mundo  de EEUU.
Latinoamérica ya no se resigna a ser el patio trasero del país sin nombre, y camina por su propio rumbo,con avances y retrocesos, pero sobre todo con esperanza: victorias como las de Chávez lo demuestran.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Con la democracia no se juega

Una protesta de uniformados siempre preocupa. Más aún cuando existe el precedente de Ecuador.
Una protesta sindical que devino en escalada y ya es más una excusa para sediciosos.
Más allá de la justeza o no de los reclamos (que el gobierno está dispuesto a atender)  y si la medida fue un tiro en el pie o si debía tomarse, los acuartelamientos son algo serio y recuerdan épocas más sombrías.En un clima enrarecido por las operaciones mediáticas es muy difícil no ser paranoico.
Es evidente que se juega a limar a un gobierno democrático y eso no es admisible.
Es positivo que el congreso y algunos gobernadores se hayan pronunciado en favor de la democracia. Y que los organismos vinculados a la defensa de los derechos humanos se hayan pronunciado.
Como dice Ricardo los gendarmes no son la patria. Como no lo es el "campo". Cada vez que algún sector quiso proclamarse la patria, la "reserva moral del país " , nos fue muy mal.
Costó mucha sangre recuperar la democracia para jugar con ella tan livianamente. Los derechos sindicales deben garantizarse, la sedición, combatirse.
Los golpes blandos no deben ser siquiera una lejana posibilidad...porque son caminos de no retorno: los opositores (como la UCR) deberían entender eso. Clarín lleva agua para su molino pero sería lamentable que sea imitado.
Por ahora el gobierno ha actuado y se está negociando, pero no hay que descuidarse ante semejante precedente. El golpismo tiene muchas formas y nunca debe subestimarse el fogoneo de quienes no soportan la democracia real.
Los involucrados dicen "El reclamo se termina cuando tengamos un decreto otorgándonos el aumento salarial y la garantía de que no habrá represalías" Ojalá así sea.
Dentro de la democracia todo, fuera de ella nada...

domingo, 30 de septiembre de 2012

Muñecos

Ingrid jugó toda su niñez con muñecas de todo tipo: muñecas tipo barbie (ninguna auténtica) y  bebotas,muñecas altas y achaparraditas,muñecas gorditas y flacas, muñecas rubias, pelirrojas y morenas (su madre odiaba estas y buscaba que sólo jugase con las rubias).
Su preferida era una morena de larga cabellera negra y tez trigueña, de marca ignota: con su vestido amarillo era la reina de las muñecas, y la heroína de todas sus historias. Porque ella convertía a sus muñecas en gigantes y monstruos o en hábiles guerreros que rescataban doncellas. Su patio era un reino en el que ella reinaba sin rivales.
Cuando llovía y se inundaba imaginaba que era la Atlántida  y que ella podía lograr emergerla una y otra vez,  junto con sus habitantes.
Pero creció y en un acto de forzado simbolismo regaló todas sus muñecas a unas niñas del pueblo.
Como castigo los muñecos ,indignados, hicieron que nunca madurara y que viviera añorando su niñez, mientras leía a James Barry,  deseando ser Peter Pan....
El otro castigo fue más terrible; convertida en juguete para muñecos de tamaño real  se vio obligada a jugar en sus historias, casi siempre aburridas,  sabiendo que sería desechada cuando se gastara.
Pronto no supo a que le temía más: si al encierro de la la caja o la fingida normalidad cotidiana...
Pasó de dueño en dueño hasta que un día fue a parar de manera definitiva a la basura. Allí murió, soñando todavía con aquellos años que se habían vuelto más felices cuanto más los recordaba.


domingo, 23 de septiembre de 2012

7 D: reflexiones.

La histeria de cierto conglomerado de medios requiere ciertamente de análisis.
Es curioso como mientras dicen que no pasará nada el 7 de diciembre azuzan a grupos que dan rienda suelta a su odio desaforado porque sienten que el país ya no es sólo suyo. Con cobertura mediática total y al mismo tiempo tratando de disimular el carácter primario de sus manifestaciones.
Probablemente tengan razón. Aún tienen recursos para litigar e incluso incumplir la ley.
Pero su desesperación es admirable.
Siempre han tenido un plan b y hasta un plan c. Tal vez la histeria sea un distractor para no mostrar las cartas. Pero lo cierto es que está ahí.
La ley de medios sigue recogiendo apoyos, y el nombramiento de una figura como Martín Sabatella (en reemplazo de una figura más bien borrosa que nunca estuvo a la altura del cargo) al frente de la AFSCA da esperanza de que al fin se comience a cumplir íntegramente la ley a pesar de la ambigüedad de la Suprema Corte .
Siempre hay resquicios para aprovechar en todo caso y  es hora de hacerlo. Es hora además de que la oposición se ponga los pantalones largos: más medios no significa como pretenden hacer creer, sólo kirchnerismo.Supone más variedad. También para ellos. Ya es hora de dejar de pensar que ir a TN es la única forma de ser visto.
Insisto. Tal vez no pase nada, y el tira y afloje continúe. Eso no es motivo para rendirse. El cumplimiento de la ley es la característica de los "países serios" como les gusta llamarlos a muchos.
Y no todo es épica. La mayor parte está hecha de rutinas y de pequeñas pero esenciales cosas como un mapa de la frecuencias disponibles o ver como se financian los medios de comunicación sin fines de lucro, las cooperativas,las comunidades indígenas, las Pymes en fin los actores principales de una renovación posible del mapa de medios.No basta con la pauta publicitaria, que es limitada y de distribución discutible. Hace falta financiación para que los pequeños (no hablo de Clarín) salgan a flote en un mundo muy competitivo.
Más allá de las cacerolas y de Lanata hay un mundo interesante: conviene dedicarse a ello y confío en que Sabatella lo vea así.
En ese sentido el 7D es un día más de muchos que vendrán ya que un nuevo mapa de medios no se hace en un día sino en años.
El objetivo no es que desaparezcan grupos mediáticos como el grupo Clarín sino que compitan en igualdad de condiciones, sin privilegios, con los demás. Parece poco, pero es muchísimo dado el acostumbramiento que producen las posiciones dominantes.
Si se logra habrán ganado la democracia y la comunicación, no un partido, ya que se trata de un objetivo a largo plazo. Incluso los políticos que, aferrados a lugares comunes mediáticos, no conciben otra realidad, saldrán beneficiados.
No hay lugar ni para derrotismos ni para delirios triunfales: el 7 D no se acaba el mundo, no desaparece nadie, ni se gana ninguna guerra. Apenas si - esperemos que así sea- se pone una piedra más para construir un edificio comunicativo más justo, más democrático y más plural. Que no es poco.
Y si aparecen nuevas estrategias judiciales de parte de los de siempre , habrá que afrontarlas y construir por los márgenes, que siempre existen. Lo peor sería jugarnos a todo o nada con el riesgo de quedar sin nada cuando está tanto en juego. En este caso cada paso debe ser un paso más hacia adelante.
Y sin bronca, que el que se enoja pierde credibilidad, que es lo peor que se puede perder. Ellos lo saben. Nosotros debemos ponerlo en práctica.


Casandra

Todo comenzó lentamente. Venían de noche, sin que nadie se percatara y se robaban los sueños.
Nadie lo notó salvo Casandra. Al día siguiente las personas afectadas lucían cansadas y agresivas…
Ella trató de advertirles pero nadie le creyó. La trataron de loca. Atribuyeron el mal humor a cuestiones personales, y el cansancio a pereza.
Los afectados aumentaron, y ahora la indiferencia por el prójimo y la competitividad fueron los síntomas principales.
Ella trató de advertirles pero la acusaron de desperdiciar el tiempo en boberías.Estaban muy ocupados tratando de superarse unos a otros.
Al fin todos estuvieron afectados, y fue entonces cuando ellos se mostraron. Llegaron un día y se apoderaron de todas las empresas y del gobierno.
Vendieron todo a compradores ignotos y destruyeron lo que no podían vender . Mientras tanto, les decían a la gente que esa era la prosperidad y la libertad.
Los compradores también se dedicaron a destruir lo recibido, y cuando no quedó nada por destruir se fueron.
Los recién llegados también se marcharon, prometiendo volver cuando “fueran mas eficientes”, diciéndose por lo bajo que eso nunca ocurriría porque eran inviables.
Sólo Casandra los escuchó, pero esta vez no dijo nada. Ya no le importaba…

miércoles, 19 de septiembre de 2012

¿Indispensables?

En un mundo muy lejano, paralelo u ortogonal, un grupo de científicos, artistas, ingenieros y empresarios de gran renombre,cansados de pagar impuestos y de ver que había gente que recibía salud, educación, vivienda y un plato de comida gracias a ellos, sin que ellos entendieran porque debían ser responsables por la vida de quienes despreciaban, decidió hacer huelga.
No había unanimidad al respecto: los empresarios decían que era mejor seguir haciendo lobby que daba buenos resultados, los científicos que no podían vivir sin investigar , los ingenieros temían no poder estar sin diseñar o programar y los artistas decían que sin público su creación no tenía sentido. Hasta que un hombre los convenció: con viejos libros de la edad liberalizante les mostró que alguien lo había pensado antes y que según él (¿o ella?) era un método eficaz.
Decidieron comunicarlo por TV y luego retirarse a un lujoso complejo habitacional bien provisto, para resistir allí durante meses si era necesario.
No harían nada que beneficiara al mundo exterior y lo verían derrumbarse.
La noticia fue recibida con inicial conmoción para regocijo de los atricherados.
Pasaron los días y tras unos descalabros iniciales que fueron festejados por los refugiados ocurrió algo que no planeaban.
Los técnicos continuaban operando los laboratorios, científicos de menos renombre (y algunos de renombre) siguieron trabajando en nuevos descubrimientos, artistas poco conocidos salieron a la luz y siguieron creando,
otros ingenieros diseñaban y planificaban, los directorios continuaron manejando las empresas y las que habían perdido también a sus gerentes y directores fueron recuperadas por sus trabajadores previa expropiación por parte del estado.
El mundo siguió funcionando sin ellos mientras el refugio se hacía cada vez más incómodo porque nadie había previsto que alguien trabajara y muchos de ellos que no tenían de creadores más que las patentes no sabían como reparar a los robots que se descomponían (los ingenieros dijeron: no somos técnicos )  y no habían tenido la precaución de contratar gente porque todo era automático.
La población se había olvidado de ellos y ya nadie los mencionaba ni en las redes sociales lo que los desanimó aún más.
Al final los empresarios se cansaron y volvieron a sus puestos de privilegio a seguir haciendo lobby. Los demás se quedaron un tiempo hasta que se  cansaron y decidieron aceptar un mundo que no comprendían. No por mucho tiempo,claro. Sólo hasta que se les ocurriera un nuevo plan.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Fragmentados e indignados

Fueron variopintas sus consignas como variopinta hasta cierto punto su pertenencia social (ausencia total de sectores populares: clase media en todos sus sabores, clase alta). Barrio Norte en pleno.
Protestas contra los controles a la compra de dólares, contra la inseguridad, contra los "planes sociales". Lo único que los unía eran la rabia, la impotencia y el odio.
Están muy enojados. Y no tienen más puntos en común, lo que los incapacita para una acción coordinada más allá de la marcha.
No tiene una propuesta política: si intentaran formularla se disgregarían . Son ante todo Anti. Son indignados que desearían haber nacido en otro país, al estilo de una oyente de Dolina que explicaba que ella preferiría que su país se pareciera a Bélgica o a Suiza.
Es curioso como los partidos políticos de la oposición que los dejaron huérfanos de representación les chupen las medias luego de la marcha. Olvidan que ellos los consideran un cero a la izquierda.
Salieron a la calle porque no se sienten representados, pero a la vez no desean serlo: no confían en los políticos aunque acepten algún político que, negándose a sí mismo, los acompañe.
Los une el rechazo al proyecto actual y por eso no hay forma de aplacarlos. Todo gesto conciliador será leído en clave de debilidad .
Lo mejor tal vez sea ignorarlos. Seguir adelante con el proyecto actual que  incluso los beneficia (pero no sólo a ellos, que es lo que les molesta) aunque prefieran negarlo.
El silencio también es una respuesta. Y no es verdad que el que calla otorga. Ese es un lugar común que hay que desterrar. Hay silencios muy sonoros.
¿Habrá una marcha en memoria de Néstor? Que así sea. Vale la pena recordarlo. Lo que no debe ser es una contramarcha que les haga creer que somos débiles y temerosos. Homenajeemos a quién se lo ganó y olvidemos cualquier espíritu de revancha. Que el odio sea sólo de ellos.

martes, 11 de septiembre de 2012

11 de septiembre

Hubo una vez un ejército que trató de aniquilar un proyecto matando a un hombre, y terminó persiguiendo a un pueblo.
Un ejército que traicionó a quienes debía proteger.
Hubo una clase privilegiada que estuvo detrás de esa traición como organizadora y beneficiaria.Que festejó su muerte.Que festejo la muerte de miles.
Que una vez victoriosa siguió matando a través de un modelo injusto que sembró la patria de pobres y excluidos.

Que fue herramienta satisfecha de halcones que son buitres y se creen águilas .
Que pervive aún y se manifiesta ora civilizada y ansiosa de consensos que mantengan sus privilegios y dejen afuera todo proyecto de justicia social , ora llena de odio vomitando frases contra los indios (sobre todo si son presidentes de un país), contra los pobres, contra las mujeres con ideas y valor, contra los jóvenes, contra los extranjeros que no son de Europa o EEUU...
¿De quién hablo, de quiénes hablo, de cuándo y de dónde?, si esa historia ha sido escrita tantas veces en nuestra patria grande, grande a pesar del esfuerzo de quienes quieren verla pequeña.
En una época repleta de contradicciones, con la espada de Damocles de las multinacionales y La Embajada, pero con la esperanza acrecida por los muchos despertares de América Latina,por el surgimiento de movimientos y gobiernos populares que ya no se resignan a ser un fragmentado patrio trasero de EEUU, que prometen y ofrecen la justicia tantas veces postergada, vale la pena recordar a un hombre, que mostró como los ideales se defienden hasta el último aliento: a Salvador Allende.
Escuchen estas grabaciones, del programa de Marca de Radio: 2008, y 2009:





Lo que hacen los mejores profesores universitarios

En el día del maestro (sí, ya se que el día del profesor es otro día, pero quise publicarlo hoy), tal convenga leer, ya sea para disentir o para estar de acuerdo,, lo cierto es que vale la pena, un libro de Ken Bain,el director del "Center for Teaching Excellence" de la Universidad de Nueva York: "Lo que hacen los mejores profesores universitarios".
El autor evaluó a un grupo de 63 profesores que tenían algo en común, más allá de sus diferencias. Todos ellos habían logrado un gran éxito en la enseñanza, influyendo tanto en la manera de pensar como de actuar y de sentir de sus alumnos. Desde la perspectiva de sus alumnos, estos docentes llegaron a cambiar sus vidas.
Son profesores que asienta sus bases en la idea de que el conocimiento se elabora como producto de la interacción entre el docente, los alumnos y el material de estudio. El docente no es un mero transmisor y el aprendizaje es un proceso complejo por lo que un buen docente evalúa no sólo los contenidos sino en que medida el alumno es capaz de desarrollar pensamiento crítico y de interpretar la realidad en función de los nuevos conocimientos adquiridos y aplicar esos conocimientos a la resolución de problemas. También resultan de interés para el profesor el compromiso ético del alumno,la creatividad, la capacidad de hacerse preguntas, y autoevaluarse, etc.
Estos docentes saben que el aprendizaje es progresivo y que a los alumnos les cuesta cambiar los viejos esquemas mentales,y que la gente aprende cuando se siente involucrada en su aprendizaje.
El perfil humano y profesional de estos profesores tiene ciertas caracterísitcas comunes: 

  1. Conocen muy bien su asignatura, la historia de ésta y los problemas que se ha planteado y se plantea.
  2. Se exigen siempre más y esperan siempre "más" de los estudiantes.
  3. Proponen problemas similares a los de la vida cotidiana y desafían a los alumnos con tareas auténticas, a sabiendas de que van a contar con la ayuda necesaria.
  4. Animan a los alumnos a cooperar entre sí, a dialogar, a discutir y a comprometerse la clase y con el aprendizaje;
  5.  Diseñan tareas y objetivos de aprendizaje de complejidad creciente para promover la confianza en los estudiantes e infundirles ánimo.
  6. Buscan integrar el conocimiento impartido con el de las otras asignaturas.
  7. Buscan enseñar a comprender, aplicar, analizar, sintetizar y evaluar evidencias y conclusiones.
  8. Se comprometen con la comunidad universitaria. 
  9. Dan importancia al intercambio de información entre pares, aceptan críticas de iguales y buscan mejorar intectualmente.
No sé si es eso realmente lo que hace un buen profesor pero plantea retos interesantes que un profesor (o un maestro)  debería asumir aunque sea a medias.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Reflexiones sobre la indignación ante el rol del estado

La indignación ante la intervención del estado, sobre todo si esta beneficia a las mayorías o toca intereses de grandes empresas tiene diferentes facetas: la más obvia es la de los afectados. Más que indignación es enojo ante la pérdida de privilegios o la afectación concreta de intereses.
Nada más pegadizo que el acostumbramiento a un privilegio: genera la falsa impresión de tener un derecho legítimo y la reacción a su pérdida parcial o total es acorde a esa sensación: ya sean la estatización de las AFJP, la recuperación de la mayoría accionaria en YPF, el nuevo rol del Banco Central,etc, no toleran el rol de un estado activo cuando esta actividad no es en beneficio de ellos.
Y eso ocurre porque no son verdaderos liberales: quieren estado para ser sus prebendarios. Aún siguen siéndolo pero ya no tanto, y esto los irrita, tanto que no dudan en demostrarlo ya sea a través de sus voceros o directamente.
No están perdiendo dinero: ganan más que nunca.Aún son subsidiados directa o indirectamente por el  estado. Todavía no se ha ido a fondo con ellos. Pero su sitial de privilegio ha sido rozado y eso es suficiente para enojarlos.
También está la indignación por los molestados por las medidas de control básicas de la AFIP o el control de la compra de dólares: hay una naturalización de la economía en negro que da la falsa impresión de que lo ilegal es un derecho humano. Y eso que aún no se ha ido a fondo con la lucha contra el negreo de los trabajadores, situación que involucra a grandes empresas, falsas cooperativas, pero también a PYMES y empresas familiares. Hay allí tanto grandes empresarios, como clase media  que han acordado como normal ese panorama y eso hace difícil su modificación. En caso de hacerse un cambio real la indignación de las doña Rosa con sus empleadas domésticas en negro, será tan furiosa como la de las grandes empresas (de las que ahora sólo han salido a la luz casos puntuales).
Más curiosas son las indignaciones crónicas que no dependen de hechos puntuales: es el discurso consumido de los medios de "todo está mal y todo será peor". Hay dos biotipos muy sensibles a eso: el  que se cree el país, y se siente invadido por los que no considera ciudadanos porque según él " yo pago mis impuestos y ellos no" (frase de veracidad dudosa). Olvida que la ciudadanía no depende del monto pagado de impuestos (por suerte para él) y se pone en posición de superioridad moral sobre las mayorías a las que detestaría pertenecer. El otro es el inmigrante de alma que vive el país como un hotel que no le da un servicio adecuado a sus pretensiones. Ninguno de los dos se hace cargo de sus acciones o de las consecuencias de las mismas. Todo lo negativo es siempre culpa de otros, aunque las pruebas lo señalen a él.
No es lo mismo, de todos modos, enojarse por situaciones reales de injusticia que aún persisten y denunciarlas: el cacerolero tipo no se indigna por esos motivos reales y fuertes de indignación . El que pide comprar dólares no suele pedir un sistema de transporte barato acorde a las necesidades del país, salud pública, gratuita y de calidad para todos los ciudadanos, o que los ricos paguen más impuestos.
 Siempre parecen pocas las mejoras cuando queda gente en la calle, o gente sin cobertura de salud o empleo en negro y eso debe motivar a esforzarse más, no a resignarse o a justificarlo.  En ese sentido corresponde instalar como tema de debate cosas que por naturalizadas pasan desapercibidas o iniciativas indispensables pero cajoneadas por desidia o por presión de lobbys varios. Para que la exigencia misma haga que el gobierno de turno deba tomarlas como propias.
Ir por más no es sólo una consigna, es un deber.



domingo, 2 de septiembre de 2012

El miedo

No queda claro cuando empezó: fue muy lentamente. Tal vez surgió con la Nación misma, la que no tiene nombre aunque siempre es nombrada de mil maneras distintas, pocas halagüeñas. La que es temida y odiada o temida y admirada, pero siempre temida.
Sus habitantes vivían creyendo ser los más libres del mundo, los mejores...Tal vez por eso mismo fue muy difícil para ellos no tener miedo.
Mientras su Nación invadía países, ellos se sentían libertadores. El mundo estaba en deuda con ellos- o al menos eso creían-, y les dolía que quemaran sus banderas en un gesto desagradecido y cruel. No les costo pensar que el mundo los envidiaba.
Tenían millones de pobres a los que despreciaban y llamaban vagos. Tenían gente que se moría sin recibir atención médica, pero no les importaba. Como otros países (y a diferencia de algún país que despreciaban por testarudo y digno), pero ellos además se creían los mejores.
Los inmigrantes llegaban a hacer los trabajos más pesados y ellos pedían su expulsión, sin dejar de contratarlos en condiciones de semiesclavitud. Igual que otros países. Pero no lo notaban.
Todos sus defectos les resbalaban. Ellos eran los más libres.
Sí queda claro cuando se consolidó y se hizo visible: fue muy rápido. Bastó un hecho de agresión para que todos tuvieran miedo.
La respuesta fue invadir más países y convertir al país en una cárcel...
Seguridad era la palabra de moda que justificaba cada atropello...
Solidaridad en cambio se olvidó, como jamás se habló de justicia social o de equidad, palabras tildadas de comunistas y por ende malas. Porque el miedo al comunismo nunca se olvidó.Incluso con éste sepultado bajo un muro o tal vez reducido a charlas de café.
Ser egoísta era una virtud. Ser leal, no, a menos que se tratara de lealtad a una empresa. Gente que vivía bombardeada por mensajes publicitarios que les lavaban el cerebro le temía a un partido político que les dijera algo distinto. Por eso no lo tenían.
Igualdad era la más temida de las palabras, más incluso que los velos musulmanes. Nadie quería pronunciarla.
Pero ser diferente del estereotipo wasp era un crimen, más grave cuanto más diferente se era.
No surgió una fuerte protesta por ello, sólo pequeñas reacciones y mucha resignación.
Los que nunca fueron solidarios no se unen con facilidad ni para salvarse ellos mismos.
Los que creen que portar un arma es un derecho pero la salud es un gasto, no dudan en disparar al otro...
La esperanza los traicionó y fue mal menor sólo porque los otros males eran mayores.
El país sin nombre tiene miedo y eso es de temer. El mundo está menos seguro cuanto más buscan ellos la seguridad.
Algunos se le opusieron y otros buscaron reciprocidad, y todos se volvieron el monstruo a vencer (con graduaciones). La nación no admite iguales, sólo sirvientes.
El miedo engendra monstruos y los monstruos más temibles son los que construyen el miedo. Orwell le temía al hermano mayor, pero el verdadero enemigo era el banquero. Y también lo eran el economista, el publicista, el CEO de cada multinacional...los mercados. Los verdaderos poderosos que usan al estado como un palillo chino.
Nada de esto comprendieron los habitantes de la Nación (salvo excepciones) que se reían de supuestos caudillismos tropicales o templados, mientras eran llevados de la nariz  por representantes de multinacionales. Menos comprendían sus admiradores de esos países, que nunca vieron los pies de barro del gigante.
La historia continúa y no parece tener final feliz. Los pueblos que no se conocen a sí mismos (ni intentan hacerlo) no tienen futuro.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Pequeñeces autoreferenciales y Android

Después de un par de años de buen servicio mi celular feneció trágicamente (casi le hago un funeral, pobrecito. Bueno, no exactamente) . Lo cierto es que me sentenciaron que "no tenía arreglo" tras un día de espera en el que me habían prometido arreglarle el "problema menor" que tenía (no encendía). Perdí todas las fotos que tenía (incluso unas que obtuve luego de un viaje y que tenía prometidas) y varios de mis teléfonos ocasionales (los de menor importancia). Salvé los de la tarjeta SIM.
Así que que salí a buscar reemplazo, proceso en el cual revisé los precios de celulares de gama media y alta gama, algunos francamente de terror (aunque me alegró ver por fin la etiqueta "fabricado en Tierra del Fuego" junto a otros "made in China"). Creo que el hecho de buscar un celular sin chip no ayudó: las promociones son con chip.
Mis pretensiones no eran tan bajas,pero tampoco buscaba un super celular: cámara, grabadora, cronómetro, mp3, radio, y conexión Usb a PC. . Varios me juraron que tenían eso pero por no menos de 2500 pesos. Me pareció mucho y huí raudamente.
Otro me ofreció los celulares bien baratitos a 500 pesos pero no podía ver ni el manual, y aunque no sé mucho de precios y tal vez haya gangas de ese tipo, temí que las prestaciones reales fueran inferiores a las prometidas.
Finalmente encontré un sitio en el que me mostraron el celular, algunas de sus prestaciones, me explicaron como instalarle el cronómetro y como bajar programas para él, en general. El precio resultó más cercano al segundo que a los primeros.No es lo más moderno pero me sirve.
Como tenía línea en unas cuantas horas ya estaba configurando Android (lo de cargar 14 horas es para dar tiempo a la activación de nuevas líneas, las nuevas baterías de litio no necesitan eso). Tuve que dar mi correo de gmail y eso fue todo.
Luego pude bajar unas aplicaciones para controlar la conexión a internet y mi cronómetro.
Configurarlo me costó más tiempo: en el menú de aplicaciones, la opción configuración, pantalla,pantalla, permite configurar el fondo de pantalla, la fuente y la posición del reloj.
Cuando me tocó configurar el sonido descubrí que sólo elegía sonidos propios y no detectaba los míos que estaban en la tarjeta de memoria. Busqué en internet y hallé (tiene buenos consejos la página) la forma de configurar eso:
"a la hora de meter los tonos de alarmas, notificaciones y tonos en la tarjeta tenemos que establecer unas carpetas especiales. En la raíz de la tarjeta sd creamos un directorio llamado media, dentro de este otro llamado audio, y luego otros 3 que son alarms, notifications y ringtones quedando de la siguiente forma:
\media\audio\alarms para los tonos de alarma del reloj
\media\audio\notifications para los tonos de aviso de los mensajes, correo y demás aplicaciones
\media\audio\ringtones para los tonos de llamadas"
Una vez hecho esto y colocado sonidos le pude configurar los tonos de llamada, mensaje y alarma. No pude cambiar el abominable tono de inicio (ringtone de personal).
Se conecta muy bien vía usb y también se puede sacar fácilmente la tarjeta para leerla con un adaptador usb (casualmente tenía uno que venía con mi anterior celular) o con un adaptador microSD (que venía con el celular). Además se conecta bien vía bluetooth (igual que el anterior que tenía, por eso había comprado un adaptador para mi pc).
Todavía estoy aprendiendo a usarlo: el teclado en pantalla es una pesadilla para mis dedos gordos y nunca antes había usado una pantalla táctil (salvo en el cajero automático).
Tiene una cámara muy fácil de usar y permite mandar las fotos por mail. Por ahora sólo fotografié mi Tux (no salgo mucho). Guarda las fotos en la tarjeta de memoria (cosa que debí hacer con el otro celular).
La grabadora anda bien (espero que sirva para grabar las clases) aunque graba en un formato raro: 3ga.
Se conecta a internet vía 3g y vía wi fi  y puede crear una zona wi fi que me sirvió para conectar mi portátil a internet.
Espero que este celular me dure tanto como el anterior como mínimo (no me gusta tener que cambiarlos).
Andy  la mascota de Android.
Andy en 3d

viernes, 31 de agosto de 2012

Votar a los 16

Comienzan  a discutirse proyectos en Senado y Diputados sobre la posibilidad de que los jóvenes de entre 16 y 18 años puedan votar.
No carece de interés esta, por lo pronto, ampliación de derechos...no sólo por la magnitud de la población abarcada sino por tratarse de un grupo etario que comienza a mostrar temprano interés en la política como se vio en los episodios de tomas de colegios entre otras cosas. Claro que esa es una minoría intensa y no puede decirse que toda la juventud viva pensando en la política. Pero lo mismo puede decirse de los adultos comprometidos en la política.
¿Tienen la madurez necesaria? En ese sentido la situación es variopinta: algunos jóvenes a los 16 trabajan, son padres o madres y otros viven como niños bajo el ala protectora de los padres. Pero dicho en general un adolescente si bien no es adulto, tampoco es un niño. La responsabilidad se fomenta ejercitándola, no aparece de repente. Si está dispuesto a asumir el papel de votante y la responsabilidad que ello conlleva, ha comenzado el camino a la adultez.
¿Son más manipulables que los adultos? No está comprobado y menos en cuestiones políticas donde muchos adultos compran opiniones prestadas. En todo caso fomentar el interés por la política es la mejor forma de protegerlos de las opiniones en conserva, ya preparadas de antemano.
Sobre las quejas que hablan de oportunismo mejor ni hablar : no hay medida del oficialismo que no reciba ese calificativo. Lo que importa es lo que este proyecto puede aportar al incorporar  a la democracia a estos jóvenes: no porque sean más maduros que nosotros a los 16, cosa que dudo, sino porque ellos aprenderán más pronto que nosotros a sentirse ciudadanos y a vivir la democracia como algo natural de la que son parte y no meros observadores.
Eso es lo verdaderamente positivo de la propuesta. La democracia también se aprende y no hay forma más eficaz de aprenderla que poniéndola en práctica.
Por eso no vendría mal también un proyecto que reglamente los plebiscitos que ya figuran en la constitución y de los cuales lamentablemente no se hace uso.
O la elección de los jueces por voto popular...
Pero por lo pronto esta propuesta es un pequeño aporte a la democracia. Ojalá pueda concretarse. No es tan difícil porque hay muchos opositores que podrían votar a favor, aún golpeándose el pecho por las "intenciones" del proyecto. Ya se verá...

miércoles, 22 de agosto de 2012

Trelew

En homenaje a las víctimas de la masacre de Trelew, a sus familias y amigos, y a todos los que alguna vez soñaron con un mundo mejor. Escuchen estos audios, por favor. Uno es de Halperin en Tarde o Temprano:




El otro es de Aliverti en Marca de radio y es de este año:

viernes, 17 de agosto de 2012

Cadena de desinformación

Circulan en facebook ( las conseguí de mi cuñada) unas fotos patéticas que juegan a tergiversar la verdad y muestran como el medio pelo cae fácilmente en el juego de los que le temen a la política porque le temen a su capacidad de transformar la realidad. Acá van:
La actitud macartista de Bullrich con su 0800 de denuncias no los escandaliza tanto. Lean esto de Huinca que está muy bueno.
Mostrar a qué intereses (blog de Adán) responden ciertos "independientes" no es más que ejercer la libertad de expresión.
Por cierto, no costaba tanto ir a la página del Indec y  leer los verdaderos datos.Que una familia que gana eso es indigente, y no come bien. Eso es lo jodido, no el Indec.
Aprovechen si quieren la oferta de Carrefour a 7 pesos (en la columna  de Rucio).

San Martín

San Martín, el de las múltiples caras.
Siendo moreno, fue imaginado rubio por lo que buscaban ocultarlo bajo el bronce.
Siendo español fue un patriota americano, que soñó con la patria grande.Y tuvo que irse sin que él, ni Bolívar la vieran lograda.
Otro moreno menos patriota, y que se soñaba rubio, ayudó a despertarlo bruscamente.
Cosas de la derrota, ese traidor tiene la avenida más larga...
Hoy se sueña nuevamente con la patria grande, y los vencidos recuperan la memoria.
San Martín forma parte de ella y a mucha honra.
También los traidores, pero como advertencia.
Siendo patriota de patria grande un escribiente glorificado, perdedor de muchas batallas, pero lamentablemente vencedor en muchos escritorios, quiso reducirlo a militar sin cabeza. Sus viudas aún lo intentan...
Legó su espada a Rosas por su defensa de la soberanía, para incomodidad de unitarios nada patriotas y finalmente vencedores .
Fue nombrado padre de la patria (aunque la patria tuvo multitudes de padres-y madres- sin los cuales no existiría), en extraña compañía con una supuesta madre patria. Curiosamente el día del padre en argentina homenajea a un héroe yanqui.
Siendo hombre fue contradictorio, sin dejar de ser grande. Cometió errores, como tantos, y aciertos, como pocos.
Fue masón,guerrero, político, padre, esposo, ... y ciertamente no todo lo hizo bien. El que esté en condiciones de arrojar la primera piedra que se evite el trabajo.
Unos genocidas trataron de usar su imagen para justificar su insubordinación y cubrir sus crímenes, que hoy afortunadamente comienzan a pagar.
Fue infantilizado y reducido a figuritas de Billiken.
Es la cara de un billete.
Fue puesto en un lejano pedestal. No por respeto sino para dejar de pensar en él.
Detrás de la  aparente unanimidad de elogios hay dos países que luchan. Sólo uno de ellos sueña con la misma patria grande que San Martín, Bolívar, Artigas, Yrigoyen y Perón.
Por eso un día como hoy es una excusa tan buena como cualquier otra para homenajearlo.

miércoles, 15 de agosto de 2012

El federalismo como excusa

El abandono unilateral del pacto fiscal por parte de Córdoba,los reclamos previsionales de Santa Fe, y hasta la nostalgia de Buenos Aires por los puntos perdidos de coparticipación, revelan un concepto del federalismo más parecido al separatismo (sin llegar a serlo manifiestamente). No hay visión de una patria y un destino común si se exige recibir en proporción a lo que se aporta, en vez de en función de compensar las evidentes desigualdades entre provincias, ahora vigentes. Lo contrario sería aceptar que hay provincias inviables a las cuales abandonar a su suerte.
Es cierto que falta una ley de coparticipación que reparta de modo justo los recursos entre las provincias, tan cierto como que esa ley no se dictará sin previa reforma constitucional  que termine con el mamarracho de exigir unanimidad en un tema con tantos intereses contrapuestos.
Irónicamente los distritos más ricos en recursos naturales e industria están en la lista de los que más exigen recursos para cubrir déficits crónicos. Pero la autonomía tan deseada por las provincias, característica esencial del federalismo, requiere financiamiento propio y eso supone que la provincias deben cobrar impuestos para generar ingresos. Preferentemente a los que más tienen (porque pueden más y porque así se contribuye a redistribuir la riqueza).
No lo hacen: sus gobernantes eligen delegar en el poder central esa tarea y así quedar como dialoguistas. Claro que después hay que pagar las cuentas y el dialoguismo se va al diablo, pero a quién reclaman es al gobierno nacional: no a los terratenientes, no a los empresarios, no, en definitiva, a los que se la llevan con pala sin contribuir con sus distritos. Es un federalismo extraño que exige recursos a la nación mientras pide autonomía.
Federalismo también es la palabra que se invoca para justificar que la influencia de las iglesias impida la aplicación de leyes nacionales, y federalismo es el nombre de los que se oponen a la regulación central cuando se opone a los intereses de algún poder concentrado, a sabiendas de que las provincias por separado no podrían imponer ese control. El federalismo del divide y vencerás.
No es un federalismo que fomente la diversidad sino uno el que consolida la desigualdad el que aparece en boca de voceros de las grandes empresas, muchos de ellos elegidos para cargos donde deberían representar al pueblo, aunque no lo hacen.
Otra forma absurda de invocación del federalismo es la que exige que en la Quiaca se vean los mismos diarios  que en la Capital, se escuche las mismas emisoras de radio y se mire los mismos programas de TV. Tan absurda que es más bien unitarismo. Y desprecio por una parte del país, la mayor parte, a la que se juzga incapaz de producir contenidos y de pensar por su cuenta.
Unitarismo y centralismo que existen y aún se reflejan en las vías de transporte,el consumo de energía , los circuitos de producción y de comercialización, tanto como existe fragmentación en servicios esenciales como la salud y la educación,y llevará mucho tiempo descentralizar en serio sin descuidar la igualdad de derechos para todos los habitantes.
El falso federalismo no contribuye a ello, todo lo contrario: desvía la discusión tornándola fútil, cuando no le juega en contra abiertamente...

viernes, 10 de agosto de 2012

Los ni ni

Hace un par de días encontré en el blog de Artemio López este video sobre los ni ni, los jóvenes que no trabajan ni estudian y que según Artemio:
"Son unos 850.000 jóvenes entre 15 y 24 años que no estudian ni trabajan y presentan un serio problema para el desarrollo propio, el de sus familias y el país en el futuro inmediato"
La primera impresión que me da el vídeo es que no queda claro si el fenómeno afecta a las clases medias, medias bajas o sólo a los pobres. La mención a los nativos digitales parece apuntar más a la clase media y media alta, porque el acceso a las computadoras, necesario para ser un "nativo digital" sigue siendo desigual entre la población.
Por otra parte cuando se habla de que les falta disciplina para ser repositores queda claro que hablan de la clase media baja y baja...
Si nos dedicamos a este sector social y a la problemática de los ni ni (porque hay "ni ni" de clase alta pero la génesis del proceso es otra y las repercusiones sociales ,también) el planteo es que puede hacer la sociedad para contenerlos: han dejado la secundaria, y no consiguen, o no buscan trabajo estable.
La idea del tutor puede ser buena para casos puntuales pero no cuestiona el porqué abandonan la secundaria.
Lo que les falta a estos jóvenes es la idea de futuro: la escuela secundaria pretende prepararlos para un mañana justo a ellos que no tienen ninguna esperanza de ese mañana sea mejor.
Basta oír a Daniel Arroyo: necesitan disciplina para ser repositores, cajeros,recolectores de aceitunas (más allá de la ensalada que se hace confundiendo la AUH, que es el salario familiar para los que no lo tienen, con un seguro de desempleo, que se pierde al conseguir trabajo, aunque sea temporal). No es una perspectiva muy grata de futuro para nadie. No es extraño de que ,si pueden, huyan de ello.
No existe secundaria que prepare para el trabajo en negro, los bajos salarios, las condiciones abusivas de trabajo, por razones obvias.
Son esas condiciones de trabajo las que debieran ser discutidas y no naturalizadas. De otro modo no es extraño que un porcentaje de la juventud descubra que vive mejor de changas que trabajando en Mac Pato.
¿Qué contenidos hay que enseñar? Depende de para qué:
La secundaria tipo bachillerato (por llamarla de algún modo) prepara para la Universidad o los institutos (ese al menos fue su objetivo por mucho tiempo), la escuela técnica forma para el trabajo calificado que necesita la industria.
Los empleos no calificados necesitan también de conocimientos básicos que debería cubrir la EGB y que podría complementar una secundaria nocturna que ampliara la oferta académica para capacitar para tareas manuales. Que no todos han de ser literatos en nuestro país...
Hay programas para la reinserción escolar  y para ayudar a terminar la secundaria a los que no pudieron completarla, pero son insuficientes ante esta realidad. La idea de los tutores y el seguimiento que plantean en el vídeo no están mal, pero yo agregaría que dejar el asunto a particulares de variopinta formación no es seguro: hacen falta equipos multidisciplinarios para abordar tan compleja problemática: trabajadores sociales, psicólogos, docentes,etc.
En lo que si concuerdo es en la gravedad del problema y en que no va a resolverse solo. La generación que fue abandonada por el neoliberalismo no debe ser abandonada una vez más.


jueves, 9 de agosto de 2012

Otra mirada sobre educación : Hilda

En el post sobre educación Hilda me dejó un comentario muy bueno que transcribo:
"Hola Iris, comparto bastante tu nota y discrepo en algunos puntos no tan importantes
Fundamental: Los docentes (en su mayoría) no se sienten para nada comprometidos con el proceso educativo. Hago extensiva esta observación a docentes públicos y privados. El docente “privado”, aparenta mayor “preocupación” por el alumno... Pero sólo aparenta. Deposita en el alumno un conjunto de saberes. Este “depósito” varía de acuerdo a la capacidad receptiva del chico. No “depositan” lo mismo en una privada de Villa Lugano que en una de Palermo (aunque el docente sea el mismo). El compromiso, está con “la calidad del alumnado” .
Un “privado de Lugano” por ejemplo, deposita en páginas escritas. Carpetas gordas, muy gordas para que los padres vean que el nene trabaja mucho.
El docente colabora en las “desigualdades de origen”. Es un colaborador activo.
Todos sabemos que los contenidos no pueden ser aprendidos por el 100% del alumnado en las condiciones sociales-económicas-educativas actuales -ni nunca... En ese contexto tenés un secundario obligatorio.
¿Le privás a un chico que tenga “el papelito” para reponer en un supermercado porque no estudió el Quijote? ¿Dónde va ese pibe si además no cuenta con otras posibilidades acordes a su interés o capacidad? Se va del sistema.
La obligatoriedad de un ciclo trae consigo una baja de nivel.
Hacete la imagen de un pibe que por no saber resolver una integral definida, no pueda despachar hamburguesas de cualquier Mc. Un docente “comprometido socialmente” con el pibe, después de la tercera oportunidad -ojo, la vida no siempre te da una segunda- le pone un ejercicio “juego de niños” para que el muchachito zafe -aún así, hay muchos que no lo logran.
El trabajo en equipo es otra de las contradicciones, no puede ser visto como la panacea.
Podés tener un aula “ideal” con excelente trabajo en equipo y, al salir de la escuela, el alumno debe enfrentarse a un individualismo feroz con entrevistas selectivas incluidas.
El docente taxi no puede estar comprometido con nada, salvo con el reloj para llegar a horario, pero el docente por cargo muchas veces no está comprometido nada más que con el reloj, para irse. Usa sus horas para pasarla lo mejor posible, acumula 10 ó 15 horas por día para, de ser posible, tener un día libre. Porque “la gran conquista gremial en el neoliberalismo” fueron las 72 horas de trabajo semanales.
La cuestión está en el compromiso.
Durante los 90, la escuela fue la única institución que se mantuvo (más o menos). El costo fue alto. Dejar de enseñar para dar de comer era moneda corriente... ¿Qué era prioritario?
El desgaste fue terrible...
Que un pibe dijera “Gracias profe por darse cuenta que ayer no comí” te desarmaba. El compromiso estuvo puesto en otro lado y el tiempo lo empleabas pesando la feta de “eso” que colocaban dentro del pan.
Estos docentes, también formaron docentes.
Todos, docentes y estudiantes estuvieron inmersos en el sálvese quien pueda del 2001.
La mentalidad de la sociedad, está en la escuela. El individualismo de la sociedad, está en la escuela. La falta de compromiso de la sociedad, está en la escuela.
Se reemplazó una escuela (caduca) que funcionaba por una (moderna) vacía. La destrucción es fácil. Para construir nuevamente un sistema educativo de calidad, no bastan las buenas intenciones.
Las buenas intenciones, es condición necesaria pero no suficiente. Y no es sólo salario e infraestructura. Es algo interno, intangible... Es reconstruir la mística docente.
No es imposible, pero demandará tiempo y esfuerzo.
Un abrazo"

Apuntes sobre educación

Un tema estructural de difícil resolución en la Argentina (y no sólo en Argentina) es la educación y ligado a ella, la calidad educativa.
Una de las razones por las cuales el problema es de difícil abordaje es que compiten dos concepciones opuestas de lo que es la educación: la educación como derecho y la educación como bien de mercado.
Esa contradicción cruza a todos los actores del sistema educativo: alumnos, padres, docentes, directivos, funcionarios, incluso cuando no está explicitada...
La educación como bien de mercado consiste en considerar a la educación como un producto que se vende y que debe estar accesible sólo a quienes pueden pagarla.
La educación como derecho en cambio es aquella concepción que plantea que la sociedad necesita individuos con un mínimo de conocimiento y por ello garantiza el acceso de dichos conocimientos a todos sus integrantes.
La educación  privada responde a la primera y la pública a la segunda, al menos en teoría. En la práctica una de las rémoras del neoliberalismo está en la penetración del concepto de la educación como bien de mercado, en la educación pública.
En nuestro país todas las escuelas son públicas (al menos en teoría) y sólo varían en que pueden ser de gestión privada o de gestión pública.
Sin embargo la concepción privatista invade todos los ámbitos,abiertamente en la gestión privada, veladamente en la gestión pública: cuando los gobiernos provinciales toman medidas para tercerizar servicios, cuando los docentes  que  muchas veces dan clases tanto en escuelas  de gestión pública (públicas para abreviar)  como de gestión privada (privadas para abreviar) priorizan a la escuela privada dando clases en ella mientras hacen paro en la pública (está la cuestión de la falta de derechos gremiales en las privadas,pero no deja de ser un modo de establecer prioridades), cuando los docentes deciden que un grupo de alumnos no puede aprender cosas complejas por venir de una barriada pobre o cuando se discrimina al alumno que recibe la AUH.
Lo que subyace es que si no se paga, no se merece, muy alejada esta idea de la concepción de la educación como derecho humano fundamental a garantizar.
Dado el bajísimo perfil del ministro de educación es difícil saber que concepción prefiere, pero la posición de los ministros provinciales es variopinta y mucha veces choca contra las políticas de inclusión que vienen del gobierno nacional. Esto refuerza la fragmentación de un sistema educativo que aún hoy  es un conjunto de islotes que no tiran precisamente para el mismo lado. En ese sentido falta rediscutir el federalismo (lo que se llama ahora federalismo favorece la desigualdad más que la diversidad)  pero también el papel de las iglesias que gestionan escuelas  con subsidios estatales pero se niegan a ser reguladas por el estado.
Para superar esta rémora de la oleada neoliberal, que aún conserva numerosos bastiones, hace falta que los docentes mismos abracen una concepción diferente de educación:difícilmente traten de incluir más si creen que hay alumnos que no "merecen" o no pueden ser educados. Es un tema de formación docente y en ese sentido hay otro bastión a conquistar; las corporativistas facultades y los variopintos institutos de formación docente cuya calidad es muy desigual.
Sí, calidad, porque la calidad no está reñida con el derecho, por lo contrario es parte de la concepción que la educación recibida sea de la mayor calidad posible porque sino se cristalizan las desigualdades de origen.
De hecho, bajar el nivel de los contenidos exigibles en las escuelas públicas sólo favorece a los que pueden pagar profesores particulares o directamente ir a escuelas privadas , frente a los que sólo cuentan con lo que enseña la escuela: parte de la concepción de que los pobres no pueden acceder a lo mejor o tener un alto nivel educativo, por lo que hay que facilitarles el proceso. No ayuda ni a nivel personal ni a nivel de la sociedad  tener graduados con baja perfomance pero que figuren como tales en las estadísticas. Mucho menos ayuda a contener a los que dejan la escuela por diferentes motivos, uno de los cuales es la creencia de que no ganan nada continuando en ella.
EL otro criterio que divide aguas es la concepción de calidad: el criterio neoliberal del  "sálvese quien pueda" centra la calidad en la nota individual máxima que se puede sacar y no en la colaboración para lograr que el promedio general suba.
Nada más fácil para lograr un alto nivel que expulsar del sistema a los de bajo nivel sin darles otra oportunidad.
En la concepción de la educación como derecho en cambio la calidad reside en que el grupo mejore y que el nivel educativo general sea alto. Esto no se logra bajando el nivel de los contenidos sino ayudando a quienes tienen nivel más bajo a que lo mejoren incluso con ayuda de los alumnos más avanzados: que sacar la medalla de oro no sea la única presea posible.
Claro que eso significaría desde cambiar los sistemas de medición de calidad hasta lograr que los docentes fomenten el trabajo en equipo y las tutorías, como que dejen de menospreciar a determinados grupos de alumnos etiquetándolos de antemano como incapaces de aprender.
Y eso es difícil de lograr porque hacen falta profesionales y la docencia está lejos de serlo. Mejoraron los salarios pero no las condiciones laborales; un docente taxi difícilmente se comprometa con un grupo de alumnos .
Y la causa de esas condiciones está una vez más en la concepción de ver a la educación como un gasto y de tratar de ahorrar  por parte de lo gobiernos provinciales poniendo docentes por hora y no por cargo, haciendo que den más de una materia, convirtiendo el recibo de sueldo de un docente en un rompecabezas que nadie entiende.Eso no se compensa con un buen régimen de licencias sino más bien que éste es usado como un escape por los docentes, que no se sienten para nada comprometidos con el proceso educativo.
Durante mucho tiempo se pudo disimular porque si el país estaba en crisis ¿por qué no iba a estarlo la educación también? Pero al mejorar los presupuestos y la infraestructura, no mejoró la calidad educativa y es porque los factores de fondo no se tocaron.
El principal obstáculo son los diversos sistemas educativos que conforman el panorama: falta centralismo para que lo discutido por los ministros en el Consejo no se quede en aguas de borrajas y quizá directamente volver a nacionalizar el sistema educativo. El otro obstáculo son las iglesias: mucho dinero que podría financiar la educación pública se pierde financiando escuelas cuyos directivos pretenden ser de un sistema educativo aparte. Cualquier medida en ese sentido tiene costo político, pero el no realizar ningún movimiento también lo tiene. Un país en crecimiento (si quiere que ese crecimiento sea sustentable) necesita la mejor educación para sus niños y jóvenes, y en este momento no se la estamos dando .

lunes, 6 de agosto de 2012

Un arma demasiado terrible para ser usada

En un cuento de Isaac Asimov llamado "Un arma demasiado terrible para ser usada" un movimiento independentista venusino, descubre en unas ruinas abandonadas unas varillas que convierten a los humanos en seres descerebrados, y la usa para lograr su independencia. Luego de obtenida esta ,destruye todas las armas para que haya paz. Alguien le dijo a Asimov que eso era demasiado idealista.
Tenía razón: el arma demasiado terrible para usarla había sido usada, y nadie renuncia a un poder así...peor aún, en la realidad una de las tantas armas capaces de merecer ese nombre (la bomba atómica), no fue creada por un país débil, desesperado por lograr su libertad, sino por una potencial colonial en vías de convertirse en la dueña del mundo.
 Tampoco se arrojó en un acto de desesperación sino como resultado de una cuidadosa planificación que tuvo en cuenta el impacto psicológico de la misma.
Había mucha razón en las palabras de J. Robert Oppenheimer. Tanto en las literarias "Ahora me he convertido en La Muerte, Destructora de Mundos"  que él se atribuyó en el momento de las primeras pruebas (su hermano dijo que la frase fue simplemente "funcionó" )como en "nos hemos convertido en unos hijos de puta", que menos literariamente llegó a pronunciar después.
No hay un final feliz para esta historia: el 6 de agosto de 1945 se arrojó la bomba sobre Hiroshima y el 9, otra sobre Nagasaki. Mucha gente murió en el primer momento, y más gente fue muriendo en el transcurso de los meses debido a la radiación a la cual habían estado expuestos.
Nunca hubo un pedido de perdón, y aún hoy se sigue justificando el crimen.
Nunca se catalogó el delito como de "lesa humanidad". Como dice Galeano, no se  puede meter presos a los dueños de las cárceles...
Menos aún se destruyó el arma: hoy en día varias potencias (Francia, por ejemplo) cuentan con bombas atómicas, e incluso bombas de hidrógeno, mucho peores...E incluso países en vías de desarrollo como India y Pakistán han desarrollado una bomba cada una como parte de una escalada armamentista entre ambas, con la convicción de que sin armas nucleares no hay soberanía.
Irak no tenía, e Irán no tiene, pero EEUU, que sí tiene, nos sigue dando hipócritas lecciones de "libertad" y de como "mantener la paz" (bien lejos). Hasta el punto de que se da el lujo de tener bases militares en el país al cual causó tanto daño (porque los bombardeos comunes ya habían dejado destruido a Japón antes que se lanzaran las bombas atómicas).
Y en su decadencia el gigante es más peligroso que nunca, sobre todo porque su complejo industrial militar toma las decisiones por todo el país, y su decisión es salir de la crisis "ganando la guerra" (ya se lo había dicho Bush a Kirchner y Obama lo aplica),  aunque tengan que fabricar o inventar un enemigo acorde...
en esas condiciones cada arma terrible (incluido el engaño) lista para ser usada será usada...
Muy poco tenemos para enfrentar algo así (como eterno patio trasero del gigante), tan sólo la unidad de todo Latinoamérica. Al menos, estamos en camino...

domingo, 5 de agosto de 2012

Industria nacional: reflexiones algo quejosas y utópicas sobre el tema

¿Es posible una industria nacional?
No es una pregunta menor. Se han tomado y se siguen tomado medidas proteccionistas para fomentar una industria nacional . Mi pregunta es si los resultados se corresponden con los esfuerzos realizados y si las medidas tomadas son suficientes.
Los liberales critican toda traba al comercio exterior: no es esa mi postura. Yo reivindico la intervención del estado en la economía sobre todo si el objetivo es generar empleo local y cuanto más calificado mejor...
Ahora bien: a pesar de las medidas tomadas tenemos una economía altamente extranjerizada que pierde más dinero por remisión de utilidades de lo que las empresas radicadas invierten...
En verdad mi pregunta pasa por otro lado ¿cómo se fomenta una industria nacional en una economía dominada por multinacionales (que no tienen patria, sólo intereses) cuyo objetivo es reducir costos y remitir utilidades? Basta mirar el rubro alimentos para ver que muy pocas empresas concentran la producción y la comercialización ( en el fondo la estrategia de Moreno consiste en negociar mano a mano con esos pocos y eso dificulta que se incorporen nuevos actores).
Más aún, en medio de la integración regional ¿cómo se escapa al peligro de terminar siendo engranajes de multinacionales  que aprovechan la integración para tener mercados cautivos y escala a la hora de reducir costos?
El empresariado nacional no  ha mostrado  tener interés alguno de salir de su vocación rentística (y no parece que vaya a tenerlo nunca); cuando tienen empresas basta que una multinacional los salude para que esa empresa sea vendida con rapidez.
Porque ese es otro mito mil veces denunciado y siempre repetido: la inversión extrajera directa; las multinacionales no invierten o invierten muy poco. Su punto fuerte es comprar empresas nacionales con mercado preexistente.
Más aún: si bien se habla de fomentar las Pymes y cooperativas el acceso al crédito que tienen es limitado, y muchas veces se mantienen a fuerza de crear más trabajo en negro y mal pago, que trabajo digno. Cuando no se trata de cooperativas truchas creadas para tercerizar la producciones de grandes empresas...
Uno de los puntos más complicados es cómo consiguen las Pymes y las cooperativas el know how necesario para poder competir en un mercado tan concentrado.
Tal vez haya que repensar la forma en que estado interviene para fomentar la industrialización porque tener filiales de multinacionales no nos convierte en un país industrial y la creación de una burguesía nacional es una utopía de dudosa realización. No para hacerlo menos activo sino todo lo contrario: para que cumpla la función que nunca debió dejar de tener y que se le quitó por esperar el surgimiento de una burguesía nacional que no se dignó a nacer (nuestra burguesía es apátrida cuando no antinacional).
 La recuperación de YPF  y la regulación a las petroleras son pasos importantes en ese sentido porque dan al estado una herramienta más para fomentar la producción mediante el acceso a la energía...
El estado no ha dejado de invertir en infraestructura (a pesar de las concesiones a privados que no parecen generar casi inversión y que se mantienen sin mucha justificación) y ha tomado medidas para fomentar el crédito a las Pymes (aunque sigue faltando cambiar la ley de entidades financieras).
Pero no basta: hay un vacío a llenar y debe llenarlo el estado: si no hay inversión privada porque los empresarios no corren riesgos más que en la imaginación popular, le toca al estado tomar las riendas.
Falta que el estado intervenga directamente,  como un competidor más, en el mercado de alimentos , muy sensible para las clases populares, que vuelva a generar bienes de capital (sector estratégico si los hay) para las pymes para no depender de importaciones de bienes de capital crecientes , ya que en estos casos el tamaño si importa...que los servicios públicos vuelvan a ser públicos,en fin, hace falta más estado porque la carroza de la iniciativa privada no llegará nunca.
De otro modo seguiremos lidiando con la posibilidad de tener industria nacional con nostalgia, y nada más...